Esta fruta es una de las más consumidas, pero puede ser peligrosa para la salud: cuál es y qué puede hacerte

Algunos alimentos y plantas comestibles contienen sustancias tóxicas que pueden tener consecuencias graves para la salud. ¿Cuáles son?

La manzana es un alimento tan popular que sus acepciones aparecen tanto en la Biblia como en las convenciones de tecnología más importantes del mundo.

El consumo de este «fruto prohibido» está asociado a la prevención de enfermedades cardiovasculares, como señalan desde Fundación Española del Corazón, y es un símbolo de salud y prosperidad. Sin embargo, hay un elemento en su composición que podría volverlo peligroso.

Se trata las semillas. Las mismas contienen una pequeña medida de cianuro, un producto químico venenoso que, según el Instituto Nacional del Cáncer, se encuentra en algunos alimentos y plantas.

Comer manzanas, ¿peligroso para la salud? Esto es lo que podría pasarte
El cianuro es utilizado para producir papel, textiles, plásticos y plaguicidas. Como subrayan desde el Instituto, este químico «impide que las células del cuerpo usen oxígeno y, de esa manera, mueren». Es por ello que la exposición al cianuro «puede causar graves consecuencias para la salud, incluso la muerte».

Pero no desesperes. Comer una manzana no te provocará la muerte. Desde la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades explican que el cianuro aparece de forma natural como parte de azúcares o de otros compuestos naturales en algunas plantas comestibles.

Algunos alimentos que lo contienen son: las almendras, brotes de mijos, algunos tipos de frijoles, soya, espinaca, vástagos de bambú y raíces de mandioca y manzanas. Sin embargo, todos ellos contienen cantidades relativamente bajas de cianuro que no son mortales para los seres humanos.

Los beneficios de comer una manzana todos los días
La manzana aporta 84 calorías cada 100 gramos. Los expertos Clínica Universidad de Navarra señalan que esta fruta aporta sustancias naturales «que ayudan a mantener el ritmo intestinal aportando fibra a la masa fecal, especialmente cuando se consume con piel.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *