Cómo usar la cebolla para aliviar la tos

La historia de la cebolla se remonta a las antiguas tierras de Asia, con sus primeros cultivos datando desde el año 3,200 a.C. Este humilde bulbo no solo ha resistido el paso del tiempo, sino que también se ha revelado como un tesoro nutricional, repleto de minerales y vitaminas como potasio, fósforo y magnesio. Pero hay mucho más en este alimento común de lo que crees.

La cebolla y sus propiedades expectorantes

Con sus aceites esenciales y flavonoides, la cebolla emerge como un aliado clave para la salud y en la lucha contra la tos. Estos componentes no solo actúan como expectorantes para liberar las vías respiratorias de mucosidad, sino que también ofrecen propiedades antibacterianas que previenen infecciones respiratorias.

Las cebollas contienen una gran proporción de agua, alrededor de un 90%. Y muy pocas calorías, unas 40 por 100 gramos de alimento. Por eso se las recomienda mucho para las dietas y para las ensaladas de verano, por su poder hidratante.

El truco de la cebolla para la tos seca

Para aquellos enfrentando la molestia de la tos seca, un truco casero con cebolla puede marcar la diferencia. Colocar media cebolla cortada en la mesa de luz, especialmente efectivo con los más pequeños, crea un ambiente húmedo que permite inhalar sus beneficios de manera directa y rápida.

Claro que no es el remedio más efectivo del mundo. Pero es sencillo, no tiene ninguna complicación ni representa ningún efecto colateral, no complica para nada a los niños ni a los adultos.

Cebolla con miel o limón para un alivio extra

Si buscas un enfoque más sabroso, la combinación de cebolla con miel o limón ofrece beneficios adicionales. La miel, con sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, se une a la cebolla para un remedio casero que alivia la tos y fortalece el sistema respiratorio.

Otra forma es combinarla con limón. Los cítricos aportan vitamina C y refuerzan las defensas. Hay que exprimir un limón, licuar el jugo con una cebolla y mezclar los dos líquidos. Así, se obtendrá un remedio para reducir la tos seca de manera natural.

¿Otra opción? Hervir rodajas de cebolla con miel y tomarlo como un jarabe natural.

La cebolla en la dieta mediterránea

Además de sus beneficios para la salud respiratoria, la cebolla se destaca como un pilar en la dieta mediterránea, al igual que el tomate y el aceite de oliva. Ya sea cruda, asada o como base de una salsa, la cebolla agrega un toque distintivo a tus platos y eleva su sabor sin la necesidad de excesiva sal.

Desde aliviar la tos hasta mejorar la salud cardiovascular, la cebolla demuestra ser más que un simple condimento en nuestras cocinas. Descubre los numerosos beneficios de este modesto bulbo y únete al legado de salud que ha perdurado a través de los siglos. ¡Incorpora la cebolla en tu vida diaria y descubre sus asombrosos poderes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *