Piqueteros, el gran desafío de Leandro Zdero para ordenar Chaco

A través de medios locales, ya hubo cruces entre líderes de organizaciones sociales y el gobernador electo. Se estima que hay alrededor de 3.000 agrupaciones de esas características en la provincia vecina.

Leandro Zdero se consagró gobernador electo de Chaco el domingo pasado y ya mantuvo su primer encuentro con el actual mandatario de esa provincia, Jorge Capitanich, en el marco del proceso de transición hacia el cambio de mando.

Al dirigente radical aún le quedan 2 meses y medio para asumir, sin embargo, una compleja situación que ocurre al otro lado del Paraná ya parece ser un gran desafío.

Según estimaciones, en Chaco convergen alrededor de 3.000 organizaciones sociales o piqueteras. De hecho, Resistencia, la capital chaqueña, a diario suele ser noticia en la región por las constantes manifestaciones de tales agrupaciones.

En este sentido, luego de las declaraciones que brindó el martes a Radio Dos el líder sindical del movimiento MTD 17 de Julio, Tito López –en las que desafió a Zdero–, el gobernador electo aseguró: «No voy a tolerar esta situación, no estoy por ceder a extorsiones de ninguna manera, yo soy un hombre del diálogo».

Explicó que estos hechos son «naturalizados» (en referencia a la presión de las organizaciones piqueteras) en la provincia y que fueron expuestos con la desaparición de Cecilia Strzyzowski. «El caso de Cecilia dejó ver a los Estados paralelos o micro-Estados. Hay que resolver los problemas de vulnerabilidad, pero no a través de los Estados paralelos», indicó.

Las declaraciones de Zdero tuvieron su repercusión. Ayer, López, el líder sindical, habló con radio Sudamericana y dijo: «Creo que se malinterpretaron mis palabras. Supongamos que el gobernador (electo) dijo que no va a atender a los piqueteros porque somos corruptos o porque se abusan de la gente. Con ese concepto, el gobernador debiera denunciarme ante la Justicia por corrupción. De hecho, no tengo una sola causa por corrupción», lanzó.

El caso de Cecilia expuso la magnitud del poder de uno de los lideres de agrupaciones sociales: Emerenciano Sena.

Incluso hubo pedidos de informe que solicitaban saber cuánta plata le giraba el Gobierno de esa provincia a la organización de Sena y también la Nación.

En uno de los allanamientos a la casa de Sena, en junio, la Justicia Federal encontró más de 6.000.000 de pesos.

Con esto, es una verdadera incógnita el papel que tienen tales organizaciones en la vecina provincia. Lo cierto es que ya se avizora un problema para Zdero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *