Asalariados también acuden a los comedores para retirar las viandas

La crisis económica y especialmente el constante aumento de precios generan serias dificultades a las familias más vulnerables, pero también y cada vez más a los trabajadores asalariados. Una muestra de ello es que cada vez son más las personas de clase media que asisten a estos espacios, según comentaron varios consultados por República de Corrientes.

Por su parte, el director de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social, Lucas Carballo, comentó a este medio que «todo sufrió incrementos», haciendo referencia a los productos que compra la Provincia para abastecer a comedores. En este sentido, el funcionario señaló que «hubo fuertes subas de la carne, frutas y verduras».

Igualmente, desde Desarrollo Social aclararon que «está garantizado el aprovisionamiento porque con el ministro Adán Gaya ya teníamos previsto a comienzos de año que la inflación iba a ser alta». Más allá de esto, carballo reconoció que «esto superó lo que habíamos pensado, sobre todo por las subas que tuvieron los alimentos de primera necesidad».

Si bien aseguran que no aumentó de manera notoria la cantidad de personas que asisten a comedores y merenderos, la Provincia advirtió que se acercan más que los que lo hacían hace un tiempo. También comentaron desde estos espacios que a las familias vulnerables se les suman algunas compuestas por personas con trabajos formales, pero a los que no les alcanza para hacer frente a la alimentación diaria.

Planificación
Ante esta situación, Desarrollo Social va ampliando las partidas para asistir a los comedores de la provincia gracias a haber planificado y tenido en cuenta que los alimentos iban a sufrir aumentos importantes debido a la complicada situación económica que atraviesa el país, agravada después de las PASO y la devaluación del peso.

«Está todo cubierto, las viandas y los productos deshidratados que se entregan», dijo el director de Seguridad Alimentaria. Además, indicó que «las compras de carne, frutas y verduras se hacen de manera semanal», evidenciando en cada erogación el encarecimiento de estos productos esenciales para cocinar.

Viandas
Cuando se inició la pandemia a comienzos de 2020, la Provincia cambió la metodología para respetar las medidas sanitarias sin dejar de asistir a las familias que asistías a los comedores. Desde ese momento, se implementó un sistema de viandas que las personas retiran diariamente. Ahora tuvieron la intención de volver al sistema anterior, pero decidieron sostener la modalidad actual debido a que volvieron a aparecer casos positivos de covid-19.

«Seguimos trabajando con las viandas, estamos entregando 25.000 viandas todos los días», dijo Carballo. Desarrollo Social asiste a 160 comedores de la capital, además de colaborar con unos 90 comedores solidarios. Asimismo, brindan ayuda con recursos a 70 municipios para que se instalen comedores que asistan a personas que lo necesitan.

Apoyo integral
Desde el Ministerio destacaron que la función de los comedores no es solamente brindar ayuda alimentaria. Si bien es su función principal, con el tiempo fueron sumando otro tipo de apoyo y servicios, que buscan contener de manera integral a los que más necesitan.

Lucas Carballo señaló en este sentido que «hacemos operativos de DNI, brindamos atenciones de salud y hay programas de alfabetización, finalización de primaria y secundaria», destacó el funcionario provincial.

También se dictan talleres de capacitación en oficios. «El objetivo principal es brindar oportunidades de desarrollo», dijo el referente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *