El hallazgo que cambiará a la neurociencia: descubren una nueva célula en el cerebro

El servicio de comunicación de la Universidad de Lausana comenzó diciendo que «la neurociencia está que arde» en su último informe. Enterate por qué.

El servicio de comunicación de la Universidad de Lausana comenzó diciendo que «la neurociencia está que arde» en su último informe, en el que da cuenta de un hallazgo que está llamado a «revolucionar la neurociencia», según creen los expertos. Los investigadores de esta institución descubrieron que hay un nuevo tipo de célula cerebral «a medio camino», entre las dos grandes familias de células que conviven en el cerebro. Y éstas podrían aclarar muchas cuestiones «hasta ahora inexplicables».

El hallazgo fue publicado el miércoles en Nature, el cual lleva la firma de dos reconocidas instituciones suizas, que son el departamento de Neurociencias de la Universidad de Lausana (UNIL) y el centro Wyss de Bio y Neuroingeniería, que cuenta con su sede en Ginebra. «Estamos ante un descubrimiento que abre inmensas perspectivas de investigación», declaró el científico Andrea Volterra, uno de los co-directores del trabajo y profesor en ambos centros académicos.

Revolución neurocientífica: qué se sabe hasta ahora
El sistema nervioso del ser humano está compuesto, de acuerdo a lo que se sabe, por dos grandes tipos de células. Las principales son las básicas, que son las que comenzaron los estudios del funcionamiento del cerebro: las neuronas. que están especializadas en recibir y transmitir señales químicas y eléctricas, básicas para la vida humana.

Éstas contribuyen fundamentalmente a estabilizar las constantes fisiológicas y cuentan con funciones estructurales, energéticas e incluso inmunes, útiles para el refuerzo del sistema de defensas. Dentro de esta glía existen, a su vez, tres grandes tipos de células, a saber:

Los astrocitos.
Los oligodendrocitos.
Microglia.
Lo que el grupo de Lausana hizo hasta aquí es identificar mediante tecnología de mapeo genético, un tipo de «astrocito», una nueva célula híbrida entre las neuronas y las células gliales, la cual desempeña un papel determinante y hasta ahora desconocido en el procesamiento de la información, por parte de las redes celulares del cerebro. Durante años, los neurocientíficos debatieron sobre el papel de los astrocitos sin llegar a un consenso científico y este trabajo parece, por fin, haber completado el rompecabezas. Al constatar que este nuevo tipo de célula es capaz de liberar neurotransmisores y así modular la función cerebral.

Los astrocitos y su rol protector
«Existe una infinidad de astrocitos. Hasta ahora no habían herramientas para categorizarlos, pero el genoma nos las brindó», explica una de las científicas a cargo. La apertura de esta puerta permite clasificarlos en función de su morfología y actividad. La investigación realizada es aún muy básica habiéndose hecho a nivel de laboratorio, pero eso no impide afirmar, como dicen los autores del estudio, que puede llegar a favorecer un mejor conocimiento de los trastornos cerebrales. La consolidación de la memoria, la epilepsia y del Párkinson están íntimamente ligadas a las funciones que desempeñan este tipo de astrocitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *