Los 8 peores hábitos que deterioran la salud y aceleran el envejecimiento.

La vejez es un proceso continuo, pero que se puede retrasar tomando ciertas medidas.

El envejecimiento es el proceso fisiológico que experimentan las especies durante todo el ciclo de la vida, con cambios que producen una limitación de la adaptabilidad del organismo en relación con el medio, define la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por caso, es preciso destacar, que el envejecimiento no es un proceso uniforme para todos los seres humanos, ya que puede variar de acuerdo a factores genéticos, estilo de vida, condiciones de salud, entorno, entre otros condicionantes.

Justamente en estos puntos hay que poner la lupa. En tiempos en que la expectativa de vida cada vez es más alta, la importancia de adoptar hábitos saludables resulta fundamental para no acelerar este proceso irreversible.

A continuación, algunos puntos que marca la plataforma digital Clínica Medina, y se replican en otros sitios.

Grasas saturadas, procesados y azúcares
“El consumo excesivo de grasas y azúcares, al igual que los procesados, afectan la producción de colágeno y elastina debido a las proteínas de baja calidad, y aceleran el envejecimiento, provocando la aparición de arrugas, líneas de expresión y flacidez», indican los profesionales.

Por esa razón conviene evitar alimentos ultraprocesados (pizzas, hamburguesas, snacks de bolsa), embutidos, productos de bollería industrial, refrescos y gaseosas.

¿Con qué reemplazarlos? Fruta, vegetales, cereales integrales, carnes magras y pescado en tu alimentación.

Deshidratación
La hidratación es uno de los factores más importantes en la vida de cualquier persona.

Consumir agua es de una rutina de vital importancia para que el organismo permanezca fuerte y sano.

De no hidratarse, el proceso de renovación de la piel se muy afectado, por lo que las arrugas aparecen de forma prematura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *