Inflación: el litro de leche cruda en tranquera ya superó los $ 100 en algunas provincias.

Según los datos oficiales de la Dirección Nacional de Lechería, el precio pasó la barrera de los tres dígitos en Salta y San Luis, y en algunas cuencas de Buenos Aires y de Entre Ríos.

La Dirección Nacional de Lechería (DNL) dio a conocer este martes el primer tablero de comando sectorial correspondiente a mayo, referido a los precios pagados por las usinas lácteas a los tamberos por el litro de leche cruda entregado en tranquera.

En base a los datos del Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea), el informe oficial señala que, en promedio, el valor se situó en $ 96,58 por litro, lo que significa un 8,1% más que en abril y un 112% más que hace un año.

De esta manera, los establecimientos lecheros estarían al menos pudiéndose cubrir de la inflación anual, que según el INDEC fue del 108,8% en abril.

No obstante, aún no alcanzarían a cubrir los $ 115 que la Cámara de Productores Lecheros de la Cuenca Oeste de Buenos Aires (Caprolecoba) estima que necesitan como valor de equilibrio, para que la actividad realmente sea rentable y sustentable económicamente.

A TRES CIFRAS
El impacto de la inflación ha hecho que, en algunas provincias y cuencas particulares, por primera vez los tambos estén recibiendo más de $ 100 por litro.

Es el caso de los productores de San Luis, con $ 102,75; y Salta, con $ 101,18. No obstante, se trata de territorios donde la lechería tiene una incidencia marginal.

En zonas con mayor relevancia de este sector, como Buenos Aires, el precio llegó a $ 104,98 en la cuenca Abasto Norte y a $ 100,13 en la Oeste (promedio de $ 100,74 en toda la provincia); mientras que en la Este de Entre Ríos se ubicó en $ 100,67 (promedio $ 95,90 por el menor valor del oeste).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *