La Cámpora acelera los preparativos para el acto de Cristina Kirchner: buscará replicar su última foto como presidenta.

La ubicación del escenario en Plaza de Mayo será similar al último discurso que dio la Vicepresidenta cuando estaba a cargo del Ejecutivo, el 9 de diciembre del 2015. Una frase de Alberto Fernández generó enojo en el kirchnerismo.

Este lunes se aceleraron los preparativos para el acto que el jueves 25 encabezará Cristina Kirchner en Plaza de Mayo, al cumplirse 20 años de la asunción de Néstor Kirchner a la presidencia. En las primeras horas del día ya se estaba iniciando el armado del escenario que tendrá a la titular del Senado como la única oradora en una plaza que, se espera, desborde de militancia. Al menos ese es el objetivo de las organizaciones que están detrás del dispositivo y que en las últimas horas volvieron a cuestionar en privado al presidente Alberto Fernández por la entrevista que brindó el fin de semana al DiarioAr en la que planteó que la Vicepresidenta no es corrupta, pero “alguna gente puede decir que fue una imprudencia ética muy grave haber firmado acuerdos con alguien que devino en contratista de la obra pública”.

“Lo importante es que hable ella, no hay mucha más vuelta que esa”, busca enfriar un dirigente peronista que está desde hace tiempo en la organización de todo lo que sucederá alrededor del acto del 25 de mayo. La ubicación de la estructura sobre la que se presentará la ex mandataria será similar a lo que fue su último discurso como presidenta, el 9 de diciembre del 2015.

Ocho años más tarde, la foto volverá a repetirse. También se repetirá la liturgia de la que el kirchnerismo sabe hacer gala, con puestas que son su plato fuerte. En la plaza y alrededores miles de militantes movilizando por el centro porteño; detrás y a los costado del escenario pantallas y probable fuegos artificiales para el cierre. La convocatoria es para las 16. La ex jefa de Estado hablará pasada esa hora.

Desde hace tiempo que el kirchnerismo viene trabajando en la fecha del 25 de mayo. Los focos del encuentro fueron variando al calor de las decisiones que la propia Vicepresidenta fue tomando. En principio iba a ser el punto de ebullición de un operativo clamor que se empezó a gestar a finales del año pasado, luego de que CFK anunciara que no sería candidata a nada en las próximas elecciones. Fue tras el fallo de la Causa Vialidad, que la condenó a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para el ejercicio de cargos en la función pública. “Proscripción”, denunció la ex presidenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *