“Notorias distorsiones”: las duras críticas de una entidad del campo al Presupuesto 2024

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) analizaron en profundidad el proyecto de Presupuesto 2024 y alertaron sobre varios números que no se condicen con la realidad.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) emitió este miércoles un comunicado con duras críticas hacia el Gobierno nacional, por lo que considera “notoras distorsiones” en la elaboración del proyecto de Presupuesto 2024.

“Ante todo, los supuestos macroeconómicos parecen poco relacionados con la realidad“, subraya el análisis, elaborado por el economista jefe de CRA, Ernesto O´Connor.

Además, CRA también se suma las críticas formuladas por su entidad representada, Carbap, y también por la Fundación Barbechando, en torno a la intención de eliminar la exención en el pago de Bienes Personales para inmuebles rurales.

EL PRESUPUESTO 2024: LAS CRÍTICAS DEL AGRO

El contraste inicial que plantea la entidad es el siguiente: mientras el Gobierno plantea una inflación de 69,5% y un aumento del PBI del 2,7%, cuando el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central estima 122,8% de subas de precios y una caída de la economía del 0,7%.

Y ni hablar a la hora de hablar del valor del dólar: el tipo de cambio oficial que proyecta la Casa Rosada a diciembre de 2024 es de $ 607, cuando hoy en día el dólar MEP ya está a $ 709 y el Contado Con Liquidación (CCL) supera los $ 800.

“De esta manera, el presupuesto ignora problemas serios como la inflación creciente, los múltiples tipos de cambio y la brecha cambiaria, que afectan de manera muy negativa a la producción agropecuaria y a las economías regionales, como a la producción nacional en su conjunto”, plantea CRA.

EL PRESUPUESTO 2024: LAS EXPORTACIONES

Otro aspecto en el que pone la lupa la entidad confederada es en el aumento previsto en las exportaciones -19,6%, lo que significa U$S 17.000 millones más-, fundamentalmente gracias a que se espera una mejor cosecha.

Sin embargo, CRA advierte que ya el trigo está mostrando un panorama diferente al optimismo inicial, a la vez que el “retraso” de El Niño ha complicado la siembra de maíz temprano. En otras palabras, todavía es temprano para que ese incremento exportador se confirme.

EL PRESUPUESTO 2024: LAS RETENCIONES

Para una de las entidades que forma parte de la Mesa de Enlace, además, las estimaciones de ingresos tributarios están viciadas por la “elevada subestimación de la inflación”, con lo cual “el impacto sobre los impuestos vinculados al nivel de actividad será superior, y administrado discrecionalmente por el Poder Ejecutivo Nacional”, subraya el estudio.

En este punto, el documento remarca como “llamativo” el incremento esperado en los derechos de exportación, que pasarían de 0,63% del PIB (valor impactado muy negativamente por la sequía y la temperatura récord del verano de 2023) a 1,43% del PIB.

Para O’Connor, adicionalmente, el achique del déficit que plantea el Gobierno no se condice con las últimas medidas de reducción de impuestos informadas, como la prácticamente eliminación del Impuesto a las Ganancias a personas físicas, las devoluciones de IVA por consumo con débite, las mayores transferencias sociales y el nuevo anticipo de Ganancias de bancos y compañías de seguros.

Esto, afirma el economista, representa cerca del 2% del PIB, lo que implica que “el nuevo gobierno se enfrentará con un déficit fiscal inicial no menor a 4,5% del PIB, y una inflación de dos dígitos, en un escenario macroeconómico que se complica semana a semana, frente a la incertidumbre pre-electoral”.

EL PRESUPUESTO 2024: LA POLÉMICA DE BIENES PERSONALES

Por último, O’Connor analiza el impacto de los gastos tributarios en el resultado fiscal y el apartado que “propone” que los diputados analicen caso por caso las exenciones impositivas, de modo de eliminarlas, para lograr un resultado fiscal positivo.

Primero, CRA recuerda que “es responsabilidad del Poder Ejecutivo proponer un resultado fiscal, no del Poder Legislativo”.

Pero luego alerta que, en cuanto a exenciones asociadas al impuesto a los Bienes Personales, el texto sugiere que “el análisis de este gasto tributario, a fin de su reducción o eliminación, podría incluir otros beneficios contenidos en la ley del gravamen, tales como la dispensa que recae sobre los inmuebles rurales ubicados tanto en el país como en el exterior, que representa 0,48% del PIB“.

Ahí, las Confederaciones Rurales dan rienda suelta a su descontento al insistir en que “desde el campo sostenemos que el país y la producción necesitan menos y no más impuestos”.

“El campo ya paga impuesto inmobiliario rural en todas las provincias, además de pagar por el mantenimiento de los caminos rurales, y no debe haber triple imposición sobre un mismo objeto de gravamen. La riqueza debe generar inversión, para lo cual los empresarios y productores no deben ser objeto de mayor presión tributaria”, enfatiza la entidad.

Y luego formula sus conclusiones finales, a modo de resumen:

  • Los derechos de exportación son una carga tributaria que debe eliminarse, no son tributos que graven la producción en casi ningún país del mundo”.
  • El Presupuesto 2024 ignora el problema central de la economía, el crecimiento incesante del gasto público, en un escenario de estanflación desde 2012, donde el sector privado se achica constantemente”.
  • Hay que reformar el Estado, en los tres niveles de gobierno, y liberar las capacidades productivas del sector privado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *