Se aprobó una fuerza de seguridad urgente para Haití

El contingente será liderado por Kenia y asistirá a la policía haitiana. El proyecto de resolución fue aprobado por los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas resolvió, este lunes 2 de octubre, enviar a la nación de Haití una misión internacional dirigida por Kenia, con el objetivo de ayudar a ese país caribeño que desde hace dos años está sumido en una ola de violencia doméstica.

La decisión del Consejo
La nación más pobre del hemisferio occidental atraviesa una situación exasperante por las pandillas armadas, que han tomado gran parte del país y desatado una violencia brutal, con la economía y los servicios de salud del país también en una grave crisis.

La resolución, fue calificada como «un rayo de esperanza» por el ministro de Asuntos Exteriores de Haití, Jean Victor Geneus y, la misma, fue aprobada con 13 votos a favor y con abstenciones de Rusia y China, e impone también un embargo de armas ligeras, que hasta ahora solo se aplicaba a los caudillos de bandas criminales.

Liderazgo de Kenia
Desde el año pasado, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, estaban clamando por una fuerza de mantenimiento de orden interno, para atender la creciente crisis de seguridad en el país.

En julio pasado se produjo un gran avance para esos planes, cuando el gobierno de Kenia se ofreció a dirigir una fuerza de seguridad y a enviar una fuerza mínima de 1.000 efectivos.

El rol de la fuerza de seguridad internacional
Según la resolución, esta «misión multinacional de apoyo a la seguridad», no perteneciente a la ONU, pero coordinando acciones con el Consejo de Seguridad, será por un periodo inicial de doce meses, con una revisión a los nueve meses.

Su objetivo es «proporcionar apoyo operativo a la policía haitiana en su lucha contra las bandas, contribuir a la seguridad de escuelas, puertos, hospitales y aeropuertos, y mejorar las condiciones de seguridad general en Haití», se detalló.

La misión podría «evitar la pérdida de vidas», “emplear medidas de emergencia temporales y proporcionadas con carácter excepcional», incluido, por lo que sabe, detenciones, bajo estricto cumplimiento del derecho internacional. El proyecto de resolución no especifica el tamaño de la misión, aunque las discusiones han girado en torno a una fuerza de unos 2.000 efectivos.

En su intervención durante la última Asamblea General de la ONU, a mediados del pasado mes de septiembre, Henry volvió a implorar a la comunidad internacional que proporcionara ayuda urgente a su país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *