En la primera mitad de año, la pobreza llegó al 40,1% y alcanzó a 18,6 millones de personas

Los datos son anteriores a la disparada inflacionaria tras la devaluación de mediados de agosto. Corresponden a los 31 conglomerados urbanos. Si se proyecta al total del país, la pobreza afecta a 18,6 millones personas y la indigencia a 4,3 millones.

Durante el primer semestre de 2023, la pobreza escaló al 40,1% y afectó a 11,8 millones de ciudadanos mientras que la indigencia saltó a 9,3%% y alcanzó a 2,7 millones de personas, según informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en base a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). Si se proyecta al total del país, la pobreza impactó sobre 18,6 millones personas y la indigencia sobre 4,3 millones.

Según la EPH, que comprende un universo de 29,4 millones de argentinos, el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza fue de 29,6% mientras que el 6,8% se ubicó por debajo del umbral de la línea de indigencia. Cabe destacar que los datos son anteriores a la disparada de la inflación por la devaluación poselectoral de agosto.

Cuánto crecieron la pobreza y la indigencia en el primer semestre de 2023

«Con respecto al segundo semestre de 2022, la incidencia de la pobreza se mantuvo sin cambios en los hogares y registró un aumento de 0,9 puntos porcentuales (p.p.) en las personas. En el caso de la indigencia, mostró un aumento de 0,6 p.p. en los hogares y de 1,2 p.p. en las personas», indica el documento oficial.

El último relevamiento del INDEC había estimado que la pobreza alcanzó al 39,2% de la población económicamente activa al cierre de la segunda mitad de 2022, por encima del 37,3% del mismo período del 2021. A su vez, el 8,1% de la población estaba debajo de la línea de indigencia.

El dato de los primeros seis meses del año se reveló a pocos días del debate presidencial y a menos de un mes de las elecciones, en las que el actual ministro de Economía, Sergio Massa, buscará llegar a la Casa Rosada el 10 de diciembre, al igual que el libertario Javier Milei y Patricia Bullrich, referente de Juntos por el Cambio.

El mapa de la pobreza en Argentina

De los 31 aglomerados urbanos estudiados, las mayores incidencias de la pobreza en personas se registraron en las regiones Noreste (NEA), 42,0%; y el Gran Buenos Aires (GBA), 41,4%. Por el contrario, las menores tuvieron lugar en las regiones Patagonia, 33,2%; y Pampeana, 36,8%.

«En los aglomerados de 500.000 y más habitantes se observó un aumento de la pobreza de 1,2 puntos porcentuales. En cambio, en los aglomerados de menos de 500.000 se observó una reducción de la misma de 0,9 p.p. con respecto al segundo semestre de 2022», remarca el análisis oficial.

En relación a los grupos de edad según condición de pobreza, se dio a conocer que más de la mitad (56,2%) de los niños de 0 a 14 años son pobres. El porcentaje total de pobres para los grupos etarios de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 46,8% y 35,4%, respectivamente. En la población de 65 años y más, el 13,2% es pobre.

Los pronósticos privados sobre la pobreza

Las estimaciones privadas arrojaron que la pobreza se ubicó por encima del 40%; cifra impulsada por el pico inflacionario originado por la devaluación de 22% implementada por el Gobierno tras las primarias y la subsiguiente pérdida de poder adquisitivo.

En este sentido, y para Martín Rozada, Director de la Maestría en Econometría de la Universidad Torcuato Di Tella, la pobreza alcanzó el 44.4% en el segundo trimestre de 2023 y el 43.1% específicamente en el bimestre julio-agosto de 2023.

El Nowcast de Pobreza que realiza la entidad educativa mide la pobreza en términos del porcentaje de personas que viven en hogares pobres. La estimación está basada en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC junto a proyecciones de la canasta básica total (CBT) utilizando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y a proyecciones de los deciles de ingreso total familiar.

Por su parte, y según el reciente informe elaborado por el Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina), el índice de pobreza alcanzó al 38,9% de la población en septiembre, una tasa similar a la observada en 2006, es decir, 17 años atrás; y esta treparía al 50% sin la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros planes sociales, indicó el estudio.

En este sentido, los niños, niñas y adolescentes son los más afectados por esta situación: en este caso la tasa alcanza al 61,6% hasta los 17 años.

Además, la tasa de indigencia crecería al 19,6% si no se contemplara el cobro de la Asignación Universal por Hijo (AUH) ni la percepción de pensiones no contributivas.

El economista Orlando Ferreres, a su vez, vinculó el alza en la pobreza con el desplome del salario informal, que «cayó más del 20% en los últimos años”, según sostuvo en diálogo con Canal E.

Es en este contexto que, en las últimas horas, el Gobierno Nacional implementó distintas medidas para intentar mejorar el poder adquisitivo de todos los sectores. Estos anuncios estuvieron liderados por el titular de la cartera económica, y candidato a presidente, Sergio Massa, quién también buscó, entre los objetivos, que estas variables negativas no afecten su imagen electoral a poco menos de un mes de los comicios.

Cabe remarcar que durante el inicio del gobierno de Alberto Fernández la pobreza se ubicó en un 34,7% y que, con la pandemia y el desplome de la actividad, llegó a tocar un pico de hasta el 40,9%; un número muy similar al que se vio reflejado en los datos del primer semestre del 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *