El Niño, todavía en zona de promesas: otra semana “blanca” de lluvias en la región pampeana

La perspectiva agroclimática semanal marca que las lluvias seguirán escaseando en gran parte del país, lo que compromete a los cultivos implantados y al comienzo de la siembra gruesa.

No son buenas las novedades que llegan en materia de lluvias para la producción agropecuaria argentina: mientras el trigo ya comenzó a perder toneladas en su previsión de cosecha y el girasol arrastra una demora histórica en la siembra, la posibilidad de precipitaciones para los próximos días es escasa a nula en gran parte de las zonas productivas.

Las fuertes descargas con que había iniciado septiembre daban la esperanza de que El Niño finalmente se hiciera presente con todas sus fuerzas, pero rápidamente volvió a zona de promesas: durante los últimos días, salvo tormentas intensas en el extremo noreste argentino, las lluvias volvieron a brillar por su ausencia.

En este marco, la perspectiva agroclimática semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires es poco optimista: anticipa que, pasado el fin de semana, se iniciará el recorrido de un frente de tormenta que “en la primera parte de su paso sólo provocará precipitaciones localizadas, con focos sobre el NOA, el NEA y el sur de la Región Pampeana”.

En cambio, “la mayor parte del área agrícola recibirá aportes escasos a nulos”, advierte el reporte.

¿DÓNDE PODRÍA HABER LLUVIAS?

Según el pronóstico de la Bolsa porteña, las precipitaciones se distribuirían geográficamente de la siguiente manera:

La mayor parte del área agrícola argentina, gran parte del área agrícola paraguaya y el área agrícola uruguaya observará precipitaciones escasas a nulas (menos de 10 milímetros), con focos aislados con valores moderados.

Solamente, el noroeste de Salta y el este de Jujuy observarán precipitaciones moderadas a abundantes (10 a 25 mm).

La Cordillera Sur observará tormentas tardías, con precipitaciones superiores a 150 mm.

DEL AIRE POLAR A LOS VIENTOS DEL TRÓPICO

En lo que respecta a las temperaturas, la perspectiva indica que primero se sentirán registros “bajo lo normal”, debido a la entrada de aire polar en los días precedentes, con heladas generales en el oeste del área agrícola y heladas localizadas en gran parte de la franja atlántica.

Mientras que el centro observará registros térmicos más benignos, según el siguiente detalle:

El este del NOA, la mayor parte de la Región del Chaco, el norte de Cuyo, Misiones, la mayor parte del Paraguay y el norte de Córdoba observarán temperaturas mínimas superiores a 10°C, con focos con valores inferiores y otros superiores.

El centro del NOA, el sudeste de la Región del Chaco, gran parte de la Mesopotamia, la mayor parte de la Región Pampeana y el oeste el Uruguay observará temperaturas mínimas entre 5 y 10°C.

El centro-oeste del NOA, el centro-oeste de Cuyo, la mayor parte de la Provincia de Buenos Aires y gran parte del Uruguay observarán temperaturas mínimas entre 0 y 5°C con riesgo de heladas localizadas.

Las zonas serranas y cordilleranas observarán temperaturas mínimas inferiores a 0°C y focos de -5°C con alto riesgo de heladas generales.

Luego, “los vientos del trópico regresarán rápidamente incrementando la temperatura con registros elevados en la mayor parte del área agrícola, a excepción de la franja atlántica que recibirá vientos marinos que moderarán su intensidad”, añade el informe.

El este del NOA, gran parte de la Mesopotamia, el este de Cuyo, el norte y el oeste de la Región Pampeana y el norte y el oeste del Uruguay observarán temperaturas máximas superiores a 25°C con focos con valores de 30, 35 y 40°C y otros focos con valores inferiores.

El centro del NOA, el centro de Cuyo, la mayor parte de la Región Pampeana y la mayor parte del Uruguay observarán temperaturas máximas entre 20 y 25°C.

Las zonas cordilleranas y serranas y el sur de la Región Pampeana experimentarán máximas inferiores a 20°C e inferiores.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *