Crecen las dudas sobre la dolarización y Milei buscó dar respuesta

En el Latam Economic Forum afirmó que “se dolarizará al valor del mercado” y puso como ejemplo al CCL. Los propios asesores del candidato relativizan los eventuales plazos de implementación de la medida.

El candidato a presidente por La Libertad Avanza, Javier Milei, cerró la jornada del Latam Economic Forum con un discurso centrado en la dolarización, su posible instrumentación y el criterio para determinar el tipo de cambio. Sin embargo, sus declaraciones no encuadran con la de sus pares libertarios de las últimas 48 horas.

Con más de 800 invitados, se realizó el evento solidario que convoca a figuras de la política y la economía. En su novena edición, se invitó al candidato, tal como ocurrió en los cuatro años anteriores. Allí, el presidenciable más votado en las elecciones PASO aseguró que “se dolarizará al valor de mercado”. “¿Cuánto está el dólar contado con liquidación? Hoy serían $730”, ejemplificó.

A su vez, aseguró que tiene en sus manos cinco propuestas para aplicar la dolarización, y que el miércoles pasado le enviaron la última. Frente al público, explicó que, en el escenario menos optimista, habría que rescatar u$s30.000 millones en Leliq y u$s10.000 millones de base monetaria. “Si rescatamos u$s40.000 millones, terminaremos con los problemas de inflación en Argentina”, sentenció Milei.

Sin embargo, días atrás, el propio economista y asesor de Milei, Darío Epstein, aseguró que el candidato mantiene “una propuesta de dolarización muy concreta”, y que no se va a dolarizar “si no hay dólares”. Puso un freno de mano a la posibilidad de una dolarización en el corto plazo y priorizó: “Lo más importante es que no puede haber déficit fiscal”.

Aun así, el candidato decidió transmitir parte de la multiplicidad de iniciativas estudiadas para dolarizar, y explicó cómo rescatar los u$s40.000 millones: “Vamos a terminar con la política monetaria, entonces hay que ver qué tienen de reservas, qué tienen para liquidar en el BCRA. Se van a encontrar con la posición de DEG (Derechos Especiales de Giro del FMI), oro, SEDESA, BIS. Ahí se podrá rescatar la base monetaria”.

Seguidamente, Milei respondió cómo rescatar el pasivo más inquietante del Banco Central, las Leliq: “Son u$s30.000 millones. Lo que nos queda son títulos públicos por el equivalente a u$s120.000 millones. Si cotizaran al 25%, tendríamos los dólares para rescatar las Leliq. Hoy los títulos cotizan a 30%. Es decir, podemos dolarizar”.

Lejos de haber optado por una sola propuesta, planteó como alternativa la asistencia de entidades extranjeras: “Podría tomar un título en dólares, canjearlos por esas Leliq y con los u$s120.000 millones en títulos públicos daría cobertura para tener un seguro. Y si se inicia una corrida, automáticamente respondo con ese seguro, que se podría armar con organismos multilaterales”.

“No tengo la culpa que los economistas de Juntos por el Cambio sean tan rudimentarios que no sepan hacer las cuentas”, remató frente a las críticas de la fuerza opositora.

Pero no todos los detractores de la propuesta son parte de Juntos por el Cambio. Otros disertantes que participaron del evento manifestaron sus dudas sobre la dolarización. Es el caso de Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva de la consultora EcoGo.

Para la economista, conseguir un préstamo para dolarizar “tiene costos enormes” y el próximo programa debe incluir la estabilización de la moneda, reformas y gobernabilidad. “La discusión es si se tratará de un shock controlado o descontrolado, suponiendo que las variables se acomodan solas”, opinó Dal Poggetto.

Por otro lado, desde el ala libertaria surgen dudas respecto del tiempo que implicará la transición del uso del peso al dólar.

Carlos Rodríguez, exfuncionario menemista e integrante del equipo de Milei, publicó en Twitter: “La única posibilidad rápida de dolarizar (un poquito) es permitir que los dólares blancos que ya están puedan circular sin trabas. La única propuesta factible para despesificar rápidamente es una hiper o un Bonex (…) La opción de elegir un marco institucional para un nuevo sistema monetario podrá ser discutida en un contexto de estabilidad y fuera de las pasiones electorales”.

Sin embargo, Milei responde a quienes “tergiversan la información o difunden datos erróneos”, y asegura que es falso haber marcado un período de tiempo.

“Lo va a determinar la gente. Cuanto más rápido quieran los dólares, más rápido se hace. Todo dependerá de la velocidad a la que se quiere cambiar ese dinero”. En ese sentido, apuesta a que se cubran dos tercios de la base monetaria, para ser tomado “como un referéndum” y dolarizar “en su totalidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *