La devaluación paralizó la venta de inmuebles y los contratos de alquiler

La fuerte subida del dólar después de las PASO puso un freno a las transacciones inmobiliarias debido a la «falta de certidumbre». Muchos propietarios decidieron esperar para cerrar acuerdos al desvirtuarse el esquema de precios de referencia. Mientras, el debate por la ley continúa en el Senado.

Pasaron dos semanas de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), y los coletazos económicos siguen repercutiendo en diferentes ámbitos, como es el caso del mercado inmobiliario, históricamente atado también a la cotización del dólar. Se trata de un sector que viene acusando complicaciones desde hace tiempo, pero que terminaron agravándose especialmente por la devaluación del peso impulsada por el Gobierno nacional inmediatamente después de los comicios del 13 de agosto.

«La devaluación repercute siempre. En todo momento tenemos que estar repasando los inmuebles y eso es muy perjudicial porque no hay certidumbre», dijo a República de Corrientes Marcelo López Ortiz, presidente de la Cámara Inmobiliaria de la Provincia.

De esta manera, los propietarios y también los corredores inmobiliarios enfrentan dificultades para tasar las propiedades, teniendo en cuenta que la semana pasada el dólar alcanzó casi los $ 800 luego de una fuerte suba, descendiendo luego de manera leve. Por eso, fijar un valor y firmar un contrato de compraventa requiere de un análisis permanente de valores y, como sucede en otros rubros, muchas veces los presupuestos quedan desfasados de un día para el otro.

«En todo lo que es compra y venta se decidió esperar», expresó López Ortiz respecto de la situación económica. En este sentido, explicó que «algunos departamentos chicos sí se están vendiendo, pero los que son de valores más altos no». Y agregó: «Todos están especulando sobre lo que va a pasar con el dólar».

Al respecto, el referente de la Cámara Inmobiliaria de Corrientes reconoció que «la devaluación perjudica el bolsillo y afecta no solo a las ventas, sino también a los contratos de locación».

Alquileres
Si bien los que ya cuentan con un contrato firmado no sufrieron las consecuencias de la devaluación, sí lo hicieron los que estaban en proceso de llegar a un acuerdo. Desde el sector inmobiliario reconocieron que, debido a la pérdida de un 22 % del valor del peso, los montos iniciales de los alquileres se elevaron y están siendo más altos debido a la situación económica.

«Muchos contratos de alquiler están en stand by esperando saber también qué va a pasar con la ley, que está en plena discusión», indicó Marcelo López Ortiz.

Situación legislativa
La Cámara de Diputados de la Nación aprobó y le dio media sanción hace pocos días a dos modificaciones centrales a la ley de alquileres. En primer término, se definió que la duración mínima de los contratos pase de tres a dos años y, por otro lado, que las actualizaciones de precios se den cada cuatro meses y no anualmente.

Ahora, el debate se desarrollará en el Senado, donde hoy mismo comenzarán a analizarse esta cuestión, impulsada especialmente por la oposición y seguida de cerca por el oficialismo. «Estamos expectantes y como corredores inmobiliarios vamos informando a los inquilinos y propietarios cuál es la situación actual», señaló López Ortiz.
«Hay una alta demanda y todos quieren firmar lo antes posible, pero lo ideal en este escenario es ser precavidos»,

agregó. En este sentido, opinó que «de aprobarse (los cambios normativos), sería algo muy positivo, va a mejorar la oferta y corregirse el desfasaje que existe con la demanda».

Además, las inmobiliarias pretenden que el índice de actualización se rija por nuevos parámetros, que podría ser un mix entre el índice de precios al consumidor, el mayorista y los salarios. «Hay que esperar, tendrá que aprobarse y luego ser promulgado por el Ejecutivo», señalaron desde la Cámara Inmobiliaria de Corrientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *