Denunciaron a Aníbal Lotocki por ejercicio ilegal de la medicina en su casa de Olivos

Así lo confirmó Roberto Casorla Yalet, el abogado denunciante que aseguró que el médico realizó intervenciones estando inhabilitado.

Aníbal Lotocki recibió una nueva denuncia por ejercicio ilegal de la medicina en su casa. Así lo confirmó este martes el abogado Roberto Casorla Yalet, quien inició la causa en su contra.

Al aire de A la Barbarossa (Telefe), el letrado explicó que el polémico cirujano hacía intervenciones sin autorización en su propiedad ubicada en Olivos. «Incluso lo hizo luego de estar inhabilitado por la Justicia», aseguró él.

«Él tiene una matrícula nacional que solo le permitía realizar actividad médica no quirúrgica. Nunca estuvo autorizado para ser cirujano, tenía que hacer una serie de residencias y trámites para lograr la autorización», explicó Casorla Yalet sobre la situación de Lotocki.

«Ayer salió de su casa de Vicente López con una sonrisa, y se va a seguir riendo de nosotros con este nivel de impunidad», sumó el abogado que inició una nueva denuncia en contra del polémico cirujano. «Viven al margen de la ley, no les importan las personas», sentenció.

El conflicto se desencadenó luego de que se supiera que intentaron contrabandear insumos médicos sin permiso dirigidos al hermano de Aníbal. Roberto Casorla Yalet explicó que esta situación lo puede complicar al cirujano en la causa. «Todos sabíamos que él traía productos. Querer tapar el sol con la mano no tiene ningún sentido», expresó.

Intentaron contrabandear insumos médicos sin permiso dirigidos al hermano de Aníbal Lotocki: qué encontraron

El nombre de Aníbal Lotocki volvió a sonar en la Justicia tras un operativo en el que agentes de la Dirección General de Aduanas secuestraron material médico sin aval que iba a ser ingresado a la Argentina por contrabando.

De acuerdo a la información a la que accedió TN Show, el nombre de Diego Lotocki figura en la caja de los productos fuera de regla que encontraron.

El descubrimiento comenzó cuando un taxi con matrícula paraguaya llegó al Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, que conecta Posadas con Encarnación, Paraguay. El personal aduanero le preguntó al conductor si tenía algo para declarar y el hombre, de nacionalidad paraguaya, afirmó que llevaba un paquete para un cliente argentino.

Al abrirlo había 30 ampollas con una sustancia utilizada para lifting facial, de marca Israderm, y una jeringa con ácido hialurónico, marca Sofiderm. Los productos eran de origen israelí y no tenían avales ni aduaneros ni sanitarios para su importación en forma legal.

Para poder traer desde otro país este tipo de mercadería se requiere una aceptación formal de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). En caso de no tenerla, está prohibido ingresar cualquier tipo de material.

La falta de un aval en los productos constituye una infracción al Decreto 1490/92. A la vez, la maniobra supone una transgresión al Régimen de Equipaje, establecido en los artículos 489 y 490 del Código Aduanero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *