Reducción de la jornada laboral: ATE reclamó que se aplique en el Estado

Rodolfo Aguiar, secretario electo del gremio estatal, dijo que una disminución de las horas diarias o de los días trabajados permitiría «mejorar la salud física y mental de los trabajadores» y combatir la precarización laboral.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) pidió este martes aplicar la reducción de la jornada laboral en el Estado y consideró que «es posible hacerlo o hasta concentrar toda la actividad en cuatro días de la semana, aumentando a la vez la eficiencia de las prestaciones». Este miércoles continúa en Diputados el debate de los proyectos para acotar el tiempo de trabajo

Así lo señaló el secretario nacional adjunto del gremio y electo nuevo titular de la ATE a partir de noviembre próximo, Rodolfo Aguiar, quien aseveró que en el sector público «es posible reducir la jornada laboral o concentrar la actividad en cuatro días de la semana».

«El debate en Diputados sobre la reducción de la jornada laboral en el ámbito privado es oportuno. La Argentina es uno de los países de la región con más horas y una tradición oxidada de 110 años. Ese cambio debe discutirse también en el Estado», argumentó.

Aguiar afirmó que esa decisión permitirá comenzar a enfrentar «uno de los mayores males existentes en todos los niveles del Estado, la precarización laboral», y añadió que «si se trabaja menos horas sin reducir salarios o en cambio incrementándolos ello repercutirá de forma positiva en áreas con elevados niveles de autoexplotación».

El sindicalista enumeró entre esas áreas a las de salud, educación y centros de contención a franjas sociales vulnerables y a dependencias municipales, en las que para garantizar ingresos dignos hay que «duplicar o triplicar la jornada con guardias o extras».

Reducción de la jornada laboral para mejorar la salud
Aguiar reseñó que en los últimos años «se verificó en el sector público un considerable aumento de las licencias por enfermedad, y se destacaron los tratamientos psicológicos».

«Jornadas laborales más cortas permitirán mejorar la salud física y mental de los trabajadores y construir ambientes sanos y libres de violencia. También aumentar la cantidad y calidad de las prestaciones o servicios estatales», aseguró el gremialista.

Muchos países ya decidieron jornadas laborales menores y, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los de mayor índice de productividad a partir de esa medida son Holanda, Australia, Noruega, Dinamarca y México, dijo Aguiar, quien aseveró que ello también impactará de manera positiva en los hogares por las tareas de cuidado.

Islandia fue uno de los primeros países en reducir horas laborales en el sector público, en 2015, y «los resultados fueron muy favorables a nivel de productividad», concluyó Aguiar. La Comisión de Legislación Laboral de la Cámara baja retomará desde mañana el debate sobre los proyectos de reducción de la jornada laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *