Premiaron a docentes por sus proyectos innovadores y cuidar la trayectoria escolar

El gobernador Gustavo Valdés y la ministra Práxedes López entregaron ayer menciones a profesores de toda la provincia. Los destacaron por valorar la historia ancestral, proteger el ambiente, crear prototipos tecnológicos e impulsar a terminar la secundaria cuidando a hijos de sus estudiantes.

En el marco del Día del Maestro, que se celebró el 11 de septiembre, entregaron reconocimientos a docentes que se destacaron por su trabajo en la provincia. En esta oportunidad, otorgaron menciones a varios que trabajaron en proyectos que tienen que ver con la tecnología, el cuidado del ambiente y por participar de concursos a nivel nacional.

Uno de ellos fue el profesor Omar Aguirre, de la Industrial, quien ganó junto a sus alumnos el primer puesto en Innovar con el triciclo inclusivo.

También estuvo Ramón Amarilla, profesor de Biología de la Escuela Normal «Juan García de Cossio» de San Roque. Él impulsó la creación del Museo Escolar de Ciencias Naturales «José Bechera» dentro de la misma institución y es uno de los 17 seleccionados en el país para el Premio Docentes que Inspiran, de Clarín.

«Este reconocimiento llega por el museo de ciencias naturales que está dentro de la misma escuela. Es una idea innovadora. Además, con los chicos hacemos salida de campo y trabajamos mucho el tema ambiental. El año pasado investigamos sobre una especie de ave en peligro de extinción y se la declaró monumento natural, ninguna otra escuela en la provincia tuvo alguna vez este tipo de iniciativa», comentó a República de Corrientes el profesor Amarilla.

En cuanto al premio que otorga el grupo de medios nacional, adelantó que el 11, 12 y 13 de octubre irán a la escuela a filmar un documental y en base a este, y el de otros colegios, los jurados deberán decidir el ganador.

«Para mí, ser docente es sinónimo de ayudar», expresó quien podría ser uno de los destacados a nivel país.

Alumnas y madres
En la Casa de Gobierno, dieron una mención a la profesora de Matemática del Centro de Educación Secundaria para Adultos N° 8 de la ciudad de Corrientes. Ella organiza actividades especiales para los hijos e hijas de sus estudiantes, así estas pueden enfocarse en la clase y no abandonan los estudios.

«Las chicas asisten con sus hijos y yo les doy a ellos actividades para que las mamás puedan estudiar. Para que los niños no estén mucho tiempo con el teléfono de ellas, les doy para pintar, llevo crayones y hacemos juegos», comentó la docente a este diario.

El objetivo de la profesora es que «puedan terminar el secundario», ya que dicta el primer módulo y «es cuando hay mayor abandono escolar, porque se dan cuenta de que no tienen con quién dejar a sus chicos».

Este centro está dirigido a personas de entre 18 y 50 años. Los hijos de estas mujeres tienen entre 3 y 10 años. La docente además contó que «hay parejas que estudian juntas y se van turnando para cuidar a sus hijos». Agregó que «una mamá lleva a sus 5 hijos» y que las actividades también tienen como finalidad crear un buen ambiente donde los demás estudiantes, que van sin compañía, puedan sentirse a gusto.

Plantas medicinales
Uno de los docentes destacados por su trabajo en defensa del ambiente y conservación de especies autóctonas fue Juan Alberto Pared, maestro de la Escuela N° 173 del Paraje Paso Aguirre, de Mburucuyá. Trabajó con National Geographic descubriendo gran cantidad de plantas carnívoras en el Parque Nacional Mburucuyá y en esta acción involucró no solo a los estudiantes, sino también a toda la comunidad educativa y a otras instituciones de la zona.

«A lo largo de estos años presentamos con los estudiantes varios trabajos sobre Malvinas y, últimamente, sobre plantas carnívoras y medicinales. Esto fue destacado en la última Feria de Ciencias y están promoviendo para hacer una muestra en Corrientes para que la comunidad conozca lo que pueden hacer las plantas que nosotros disfrutamos en el campo de nuestro paraje», contó Pared a República de Corrientes.

Respeto a las tareas con National Geographic, comentó que «realizamos con los chicos la identificación de plantas carnívoras, nos acompañaron biólogos y también hicimos lo mismo con plantas medicinales para destacar el consumo que tienen en la comunidad». Con estos datos y la ayuda de profesionales del parque nacional hicieron un catálogo. Acotó que el emprendimiento «se viene realizando desde hace varios años».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *