Un grupo de vecinos capturó a dos ladrones, los ató del cuello y casi los prende fuego.

El hecho ocurrió en El Trébol, en el sur del Gran Buenos Aires. Los residentes del barrio los acusaban de haber cometido al menos tres robos.

En un nuevo caso de inseguridad, vecinos indignados capturaron a dos ladrones acusados de múltiples robos ocurridos durante el fin de semana pasado.

Los individuos fueron sometidos a ataduras en el cuello con sogas, obligados a desplazarse de rodillas y estuvieron a punto de ser incendiados.

De acuerdo a las imágenes del incidente violento registradas por testigos, ambos malhechores sufrieron azotes y humillaciones frente a la mirada atenta de una multitud.

Los hechos tuvieron lugar el sábado por la noche en el barrio El Trébol, ubicado en el sur del Gran Buenos Aires. Los dos individuos fueron atrapados por los residentes del barrio, quienes los acusaban de haber cometido al menos tres robos en ese mismo día.

Según informes, la Policía no se presentó en el lugar durante el suceso. «Pudo haber sido peor, un grupo de vecinos trajo alcohol para rociarlos y prenderlos fuego, pero por suerte otro grupo no estuvo de acuerdo y se opuso», relató un testigo del incidente.

Uno de los sospechosos fue despojado de su ropa y aparentemente fue quien sufrió las peores agresiones, mientras que el otro mantuvo sus pertenencias, aunque también fue objeto de la furia de los vecinos.

En el video, se puede escuchar cómo uno de los hombres que los mantiene cautivos amenaza con tomar represalias aún más severas si vuelven a ser vistos en el barrio.

Al parecer, ambos delincuentes fueron liberados después de la brutal reprimenda, con la condición de no volver a delinquir en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *