Piden que haya pruebas Aprender en tercer grado para medir los avances en alfabetización.

Lo hizo un grupo de referentes educativos, como medida para mejorar la comprensión lectora. Ahora hay operativo en los últimos años de primaria y secundaria.

Un grupo de 30 referentes educativos y exministros, agrupados por la organización Argentinos por la Educación, pidió a las autoridades nacionales que implementen el operativo Aprender, en forma censal, a todos los alumnos de 3° grado de la primaria. Por ahora esta evaluación educativa se hace -en forma bianual- a los alumnos del último año de primaria y secundaria.

El objetivo, dicen, es que el Estado pueda empezar a medir los avances (y dificultades) en la alfabetización inicial, en el marco de una serie de medidas destinadas a garantizar que, en la Argentina, “todos los chicos alcancen niveles satisfactorios de comprensión lectora al terminar 3° grado”. Esas medidas fueron agrupadas en un documento.

La preocupación surge a raíz de los malos resultados de los alumnos argentinos en las pruebas de lectura internacionales, en donde están cada vez peor ubicados. Por ejemplo, en las evaluaciones regionales ERCE, de Unesco, que se toman a alumnos de 3° grado y cuya última medición se hizo en 2019, casi la mitad (46%) de los chicos argentinos tuvieron el nivel más bajo de lectura.

En 1997, en esa misma prueba -la única que compara lectocomprensión en chicos de 3° grado a nivel regional- Argentina tenía el segundo mejor rendimiento de América Latina, superada solo por Cuba. Hoy el país está en el décimo lugar en la región, detrás incluso de países con menor producto bruto y tradición educativa como El Salvador.

Son las mismas estadísticas que habían usado desde Argentinos por la Educación para lanzar, a principios de mayo, la campaña #NoEntiendenLoQueLeen que busca -dicen- “generar conciencia sobre las dificultades de lectura de los alumnos de 3° grado en el país”, y que ya recibió la adhesión de los gobernadores de Chaco (Jorge Capitanich) y Santa Fe (Omar Perotti).

«En el marco de la campaña, muchos expertos expresaron su preocupación y su interés por ser parte de la solución. Este nuevo documento es el primer paso de un esfuerzo amplio para mejorar las políticas de alfabetización tanto a nivel nacional como provincial. Es el inicio de una conversación que nos incluye a todos», le dijo a Clarín Ignacio Ibarzabal, director ejecutivo de Argentinos por la Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *