Escapadas: queda a media hora de Bilbao y tiene las mejores playas de todo el País Vasco.

Esta localidad se caracteriza por su gastronomía, su arte callejero y por algunas de las playas más hermosas de todo el país. Cómo llegar y qué se debe recorrer en una escapada.

El territorio español alberga una enorme cantidad de destinos que seducen tanto a sus habitantes como a visitantes de todo el mundo. Desde la irrefrenable energía de sus metrópolis hasta los pintorescos paisajes de su vasta geografía, España promete una gama diversa de opciones para quienes buscan una escapada de la rutina diaria.

Entre estas joyas ocultas se encuentra Sopela, un pequeño paraíso escondido en el corazón del País Vasco. Este destino brinda una magnífica mezcla de playas prístinas, sabores culinarios irresistibles y una rica historia cultural que enamoran a todos los viajeros que la conocen.

Dónde queda Sopela
La ciudad, cuya denominación en castellano hasta 2014 era Sopelana, se encuentra en la comarca del Gran Bilbao, en la provincia de Vizcaya. Está ubicada a aproximadamente a 20 kilómetros al norte de Bilbao y a 113 km al oeste de San Sebastián-Donostia.

Sopela es famosa por sus playas idílicas, cada una con su propio encanto único y atractivo.

Playa de Atxabiribil: También conocida como Sopelana, es probablemente la más conocida de la zona. Con una longitud de unos 800 metros, es famosa por sus olas, que atraen a surfistas de todo el mundo. Además, esta playa también ofrece instalaciones para actividades como voleibol de playa, lo que la convierte en un lugar de ocio muy popular entre los visitantes y los locales.
Playa de Arrietara: Esta playa también es muy popular entre los surfistas y cuenta con instalaciones como duchas, aseos y alquiler de tablas de surf.

La playa de Barinatxe: Ubicada entre los municipios de Sopela y Getxo, esta playa de 750 metros de largo es conocida por su entorno natural impresionante y su ambiente tranquilo. Esta playa también atrae a los amantes del surf, pero también es popular entre aquellos que buscan un lugar más tranquilo para relajarse.
Playa de Meñakoz: Esta es la playa menos conocida y suele ser más tranquila que las otras. Suele ser popular entre los surfistas experimentados debido a sus grandes olas. Esta playa rocosa no es tan adecuada para el baño como las otras, pero ofrece vistas impresionantes del océano y la costa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *